miércoles, mayo 17, 2017

MANIFIESTO ALIANZA "INCINERADORA DE VALDEMINGÓMEZ NO"



LA INCINERADORA DE VALDEMINGÓMEZ NO PUEDE SEGUIR TREINTA AÑOS MAS


En el año 2020 vence el actual contrato, entre el Ayuntamiento de Madrid y la empresa Urbaser, para la gestión de la planta de Las Lomas en Valdemingómez, donde se encuentra la Incineradora.

El Ayuntamiento está elaborando un plan de residuos para los próximos diez años. Ello en el marco de las obligaciones establecidas en la Unión Europea y la Comunidad de Madrid. Este es el momento de exigir la puesta en marcha de un plan de residuos que haga innecesaria la planta de incineración. En caso de mantenerse la incineradora podría suponer la renovación del contrato, por otros 25 años más.

La incineración de residuos, incluso cuando es para su valorización energética, supone el desperdicio de ingentes cantidades de materiales aprovechables. La incineradora el año 2015 quemó 258.605 Tm de residuos. De ellos aproximadamente un 32,6% era papel impreso, un 24,5% materia orgánica compostable1, un 16,7% materiales plásticos, un 5,8% materiales textiles y un 4,8% madera (datos del año 2006 contenidos en la solicitud de Autorización Ambiental Integrada concedida el 27 de agosto de 2008). Si se separan convenientemente en su proceso de recogida, estos materiales tienen otros aprovechamientos. La energía eléctrica producida no compensa la energía necesaria para producir los materiales destruidos.

La incineración produce emisiones contaminantes a la atmósfera y residuos peligrosos que hay que llevar a vertederos especiales. Estas emisiones aumentan el riesgo de contraer graves enfermedades en la población de los alrededores, además de contaminar los suelos que, arrastrados por las lluvias a los ríos llegan a los cultivos, afectando a poblaciones más lejanas.

Los defensores de este método de tratamiento de residuos, aseguran que las emisiones de las modernas incineradoras emiten cantidades insignificantes de contaminantes. Lo mismo dijeron de las grandes instalaciones industriales: siderúrgicas, plantas químicas etc. Pero todas han acabado retirándose hacia zonas menos pobladas por su peligrosidad. Numerosos estudios científicos sobre la contaminación industrial motivaron esta retirada. La incineradora de Valdemingómez es casi la única gran instalación industrial próxima a Madrid y a otras grandes ciudades como Getafe y Rivas.

Los estudios sobre las incineradoras son más escasos, quizás porque los deben pagar las mismas administraciones que las promueven. Sin embargo, un estudio del año 2012 del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, concluyó que "existe un incremento significativo del riesgo de muerte por cáncer en las localidades próximas a incineradoras e instalaciones para la recuperación o eliminación de residuos peligrosos”.

Los datos oficiales sobre las emisiones contaminantes de la Incineradora de Valdemingómez, aseguran respetar los límites legales establecidos. Sin embargo, refiriéndonos sólo a enfermedades graves, como los distintos tipos de cáncer, nos encontramos con que sustancias calificadas como cancerígenas por la OMS – Dioxinas y Furanos2, Benceno y metales pesados (Arsénico, Cadmio, Cobalto, Cromo, Manganeso, Níquel y Plomo)- se controlan solamente unas pocas horas cada tres meses, en cada uno de los tres hornos de que consta la instalación. Estas mediciones, que se hacen con aviso previo y sin control simultáneo de todos los hornos, pueden ser fácilmente modificadas reduciendo los residuos a incinerar en el horno controlado, pues los otros dos hornos no lo están en ese momento.

Pero hay más razones para dudar de las mediciones de las emisiones contaminantes:

  • El Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Madrid llevó a cabo investigaciones sobre la contaminación de la incineradora de Valdemingómez, entre 1997 y 2000, que revelaron significativos niveles de envenenamiento de aves por metales pesados.
  • En el año 2004 la Fiscalía de Medioambiente de Madrid puso una denuncia3, tras mediciones realizadas en los años 2000 y 2001 por la Comunidad de Madrid sobre las emisiones de la incineradora, que revelaban un incremento considerable de las emisiones de dioxinas y furanos, muy por encima de los límites legales. En este proceso judicial el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), de la Guardia Civil, elaboró a petición de la Fiscalía, un detallado informe sobre las deficiencias en el funcionamiento de la incineradora. No obstante se dictó el sobreseimiento provisional de la denuncia.
  • En noviembre de 2015, treinta y seis vecinos de Rivas Vaciamadrid, que vivían y/o trabajaban a menos de 5 Km de la incineradora considerando que sus graves enfermedades, o las de sus familiares fallecidos, pudieron haberse visto afectadas por esa proximidad presentaron por esta razón una denuncia penal contra el Director General de Evaluación Ambiental de la Comunidad de Madrid, que el año 2008 había concedido una nueva Autorización Ambiental a la Incineradora. Dicha denuncia fue admitida a trámite y, recientemente objeto de archivo provisional, por no considerar el juzgado que se trate de un delito de prevaricación. No obstante la resolución deja a salvo el derecho que pudiera asistir a los perjudicados para otras posibles reclamaciones. El archivo ha sido recurrido por los denunciantes, pues la autoridad que concedió la Autorización Ambiental estaba obligada a realizar una Evaluación Ambiental del conjunto de la instalación y no existe ningún estudio que acredite que dicha evaluación se hiciera.
Por estas razones:
  • Exigiremos ante la Comunidad de Madrid, como ya han hecho: a) las denunciantes anteriores, b) la "Comisión de Salud Comunitaria Barrios en Construcción" del Ensanche de Vallecas, y c) el propio Ayuntamiento de Madrid por unanimidad en su sesión plenaria del 28 de febrero de 2017, que se realice un Estudio Epidemiológico de las poblaciones - particularmente, Madrid, Rivas Vaciamadrid y Getafe- que habitan o trabajan en las proximidades de la incineradora, con objeto de determinar los posibles daños en salud producidos por las emisiones del complejo de Valdemingómez.
  • Apoyaremos las acciones legales en defensa de la Salud Ambiental que emprendan las personas afectadas, o esta Alianza "Incineradora de Valdemingómez NO".
  • Promoveremos la implantación de métodos de tratamiento de residuos que sustituyan a los de incineración y vertedero por otros basados en la reducción de residuos, la reutilización y alargamiento de la vida de los productos y el reciclaje, objetivos contemplados en la legislación española PEMAR, desde hace años. La materia orgánica compostable solo es aprovechable como compost si se recoge separadamente y a la vez facilita el reciclaje del resto de materiales. Por tanto, impulsaremos la recogida separada de la materia orgánica compostable, que no se realiza en casi ningún municipio de la Comunidad de Madrid, incumpliendo la legislación europea.
  • Las anteriores propuestas irán acompañadas de un análisis de las posibilidades de creación de empleo derivada de una adecuada gestión de los residuos y de la repercusión que puedan tener en los trabajadores de la incineradora y de otras actividades relacionadas con ella, exigiendo una transición justa que permita la protección de la salud de todos los ciudadanos, eliminando las repercusiones laborales negativas en los trabajadores.
  •  Exigimos la puesta en marcha de estos planes con la celeridad suficiente para asegurar que no se renueva el contrato del Ayuntamiento de Madrid con la empresa gestora de la incineradora y se cierre ésta antes del vencimiento de dicho contrato.
  • Nos oponemos a la implantación de nuevas incineradoras de residuos, como las que se proponen para Colmenar y Pinto en el actual borrador de Plan de Residuos de la Comunidad de Madrid y exigimos el fin de la incineración de residuos industriales en la cementera de Morata.
Con esta orientación pedimos el apoyo del conjunto de la población madrileña y de organizaciones sociales, como las Asociaciones de Madres y Padres de alumnos, pues las menores por su etapa vital de crecimiento y su mayor actividad al aire libre, son más afectadas por los contaminantes químicos, así como de los profesionales médicos y sanitarios.

Con este apoyo, nos dirigiremos a las fuerzas políticas responsables de poner en marcha las anteriores medidas, para que actúen en consecuencia.

Dirigiremos nuestras principales demandas a las dos principales administraciones involucradas: el Ayuntamiento de Madrid, por su responsabilidad directa en la gestión de residuos y en las plantas de Valdemingómez; y la Comunidad de Madrid por su obligación constitucional de proteger, organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios y controlar el medioambiente. Sin olvidar por supuesto las obligaciones de tipo mas general que competen al Gobierno del Estado en los asuntos de salud y medioambiente.

ALIANZA INCINERADORA DE VALDEMINGÓMEZ NO

Forman parte de la Alianza a fecha 21-6-17:
  • Greenpeace
  • Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid
  • Asociación Vecinal PAU del Ensanche de Vallecas
  • Afectadas por la Incineradora de Valdemingómez firmantes de la denuncia penal de 2015
  • Plataforma Aire limpio – Residuos Cero Madrid
  • Rivas Aire Limpio
  • Amigos de la Tierra
  • Centro de Asesoría y Estudios Sociales (CAES)
  • La Garbancita Ecológica
  • Ecologistas en Acción Madrid
  • Asociación Vecinal de Valdebernardo AFUVEVA
  • Asociación Vecinal de Santa Eugenia La Colmena
  • AMPA Juan Gris - Villa de Vallecas
  • AMPA Ciudad de Valencia - Villa de Vallecas
  • Plataforma Sanidad Vallecas
  • AMPA IES - Villa de Vallecas
  • AMPA Quijote - Villa de Vallecas
  • AMPA Blas de Otero - Villa de Vallecas
  • CAS-Madrid
  • UGT-Madrid
  • AMPA Loyola de Palacio de Villa de Vallecas 
  • AMPA Agustín Rodríguez Sahagún - Villa de Vallecas
  • AMPA Torrevilano - Villa de Vallecas
  • AMPA IES María Rodrigo - Villa de Vallecas
  • FAPA Giner de los Ríos
  • GRAMA
  • Jarama Vivo 
  • Coopera&Composta

NOTAS:

1Cuando en este texto nos referimos a la materia orgánica compostable lo hacemos principalmente a la procedente de los restos alimenticios.

2 Las dioxinas y furanos, compuestos orgánicos persistentes (COP), están consideradas por la OMS, como las sustancias mas peligrosas para la salud de cuantas se producen en el mundo, motivo por el que se estableció el Convenio de Estocolmo que obliga a su inventario, reducción y eliminación, firmado y ratificado por España en 2001.

3 http://elpais.com/diario/2004/07/05/madrid/1089026654_850215.html

jueves, marzo 16, 2017

NOTA DE PRENSA ESTUDIO EPIDEMIOLÓGICO SOBRE EFECTOS A LA SALUD DE LA INCINERADORA DE VALDEMINGÓMEZ



NOTA DE PRENSA

Rivas Aire Limpio y el colectivo de firmantes de la denuncia contra la Incineradora de Valdemingómez reclaman al Ayuntamiento de Madrid la realización de un estudio epidemiológico sobre los efectos a la salud, que dicha incineradora haya podido causar.


El pasado 10 de marzo presentaron un escrito al Ayto de Madrid con copia a la Comunidad de Madrid y los Aytos de Rivas y Getafe con dicha reclamación. Esta reitera la que hicieron en la reunión celebrada el 20 de enero, con la Concejala de Medioambiente de Madrid Inés Sabanés, y se refuerza con la aprobación por unanimidad en el pleno de ese Ayuntamiento del 28 de febrero, de una moción para promover un estudio similar.

Se pide que se tengan en cuenta a todas las personas que residen o trabajan a menos de 6 km de las chimeneas de la incineradora. Por lo tanto afectan a barrios de Madrid, Rivas Vaciamadrid y Getafe. Y que los riesgos para la salud aumentarán con la inclusión de los nuevos desarrollos urbanísticos madrileños en Valdecarros (a menos de 2 Km) y los Berrocales a 4,3 Km.

Que se identifiquen todas las instalaciones vulnerables: centros sanitarios, centros educativos etc. Que se tengan en cuenta el tiempo que las poblaciones llevan viviendo o trabajando en esas áreas, por los efectos de las emisiones bioacumulativas y persistentes.

Que se busque la colaboración de todas las administraciones y organismos interesados: Comunidad Autónoma de Madrid, los Ayuntamiento de Getafe y Rivas Vaciamadrid, los organismos de salud de estas administraciones y el instituto de salud Carlos III.

Que se consideren las enfermedades cancerígenas que puedan causar las emisiones, pero también otras afecciones graves como las respiratorias, las cutáneas, las fibromialgias, los síndromes de sensibilidad química múltiple, así como las que puedan afectar a la reproducción humana, que pueden relacionarse con la contaminación provocada por el Parque. Que no solo se consideren los fallecimientos sino también los casos de enfermedades graves, sin fallecimiento.

Que ofrecen su colaboración, la de las organizaciones ecologistas, de defensa de la salud y piden que se realice un proceso de participación pública en el desarrollo de dicho estudio.
Rivas Vaciamadrid a 16 de marzo de 2017

domingo, febrero 12, 2017

NOTA DE PRENSA: RECURSO AL ARCHIVO DE LA DENUNCIA SOBRE LA INCINERADORA DE VALDEMINGÓMEZ






 
Los firmantes de la denuncia sobre la incineradora de Valdemingómez presentan recurso de apelación contra el archivo de la misma.


Las 36 personas, afectadas por graves enfermedades, posiblemente provocadas por su residencia en las proximidades de la Incineradora de Valdemingómez, han presentado recurso directo de Apelación contra el Archivo Provisional acordado por el juzgado de Instrucción de Madrid nº 49. La denuncia penal, aceptada a tramite por dicho juzgado a principio del año 2016, estaba dirigida contra el Dtor. General de Evaluación Ambiental de la Comunidad de Madrid, que el año 2008 concedió una Autorización Ambiental a la Incineradora de Valdemingómez. 
 
Los motivos del archivo resumidos son: que la exigencia de estudio de impacto ambiental que hacen los denunciantes no viene amparado por la ley, para las instalaciones existentes, pues lo es sólo para los proyectos de instalación; además que el denunciado no hizo mas que aprobar la resolución que le presentaron los técnicos, por lo que no hay prevaricación. 
 
El recurso alega que aunque el procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental esté destinado a proyectos de instalaciones, lo que la denuncia exige es la realización de un estudio de impacto ambiental, previo a la concesión de la Autorización ambiental, no la realización de todo el procedimiento. Que en cualquier caso la legislación obliga para conceder la autorización (a todas las instalaciones, incluidas las existentes) a: que el promotor entregue información suficiente del funcionamiento de la instalación; que informe de los efectos significativos de la emisiones sobre el medioambiente; que se informe de todo ello para la participación pública y que la autoridad ambiental realice una evaluación ambiental del conjunto de la instalación. 
 
Pues bien:
  • Se ha entregado información muy insuficiente y errónea de los residuos que se incineran, ocultando a la información pública la cantidad de gasóleo que se utiliza.
  • No se ha identificado el Benceno como sustancia cancerígena que se emite y se debería considerar si procede establecer valores limite de emisión.
  • Se ha entregado sólo un resumen anual (de un solo año) de las mediciones de las emisiones de contaminantes a la atmósfera. Cuando una parte de los contaminantes se miden en continuo desde el inicio del funcionamiento de la incineradora y otros se miden sólo periódicamente, pero varias veces al año.
  • No se han entregado las mediciones de los contaminantes en la atmósfera realizadas en los alrededores de la Incineradora: dependencias del Ayuntamiento de Madrid en Villa Vallecas; Depuradora EAR Sur Oriental (Rivas Vaciamadrid); Depuradora EAR Butarque (Getafe).
  • No se han realizado comprobaciones complementarias que compensen las limitaciones de las mediciones periódicas: se realizan unas pocas horas cada tres meses o cada año; la variación de la cantidad de residuos a incinerar modifica la composición de las emisiones; este tipo de mediciones son las que se hacen de las sustancias mas peligrosas, como las cancerígenas. De modo que:
  • No se han hecho mediciones con equipos móviles, ni se han recogido muestras del suelo del entorno de la incineradora.
  • No se han solicitado informes del estado de salud de la poblaciones humanas próximas. Es más, cuando se solicitan planos de las poblaciones que pueden verse afectadas, la empresa informa de urbanizaciones en proyecto (PAU del Ensanche de Vallecas), pero no aparecen los barrios poblados desde mucho antes de la solicitud de autorización: Getafe (Perales del Rio), Madrid (Villa de Vallecas) y Rivas Vaciamadrid (Rivas Oeste) y tampoco las poblaciones que habitan la Cañada Real Galiana, que pasa al lado de la incineradora.
  • Que cuando se saca la solicitud a información publica, la empresa todavía no había entregado informaciones complementarias relevantes, que se le habían pedido.
  • Que se afirma que se ha realizado una evaluación de conjunto de la instalación para hacer la Autorización, pero que en parte alguna del expediente consta documento que informe de dicha evaluación y que la misma afirmación de que se ha realizado la evaluación no informa de la conclusión de dicha evaluación.
  • Que además no ha comparecido un técnico (que habíamos solicitado), que propuso la medición en continuo del Mercurio (que se hace de forma periódica y cuyos niveles de emisión superan los limites legales) y cuya propuesta de medición fue finalmente rechazada por las alegaciones de la empresa.
Se concluye en el recurso que: “es obvio que el procedimiento seguido para conceder la Autorización Ambiental Integrada fue insuficiente para garantizar que las emisiones que se fueran a producir no eran perjudiciales para la salud de las personas, y esta carencia, reflejada en la ausencia de un estudio riguroso, necesariamente tenía que ser conocido por el denunciado, por lo que la decisión de sobreseimiento provisional es errónea”.
 
Como consecuencia se pide a la Audiencia que levante el archivo provisional y se continúe con la instrucción, o que considere la existencia de indicios suficientes de responsabilidad criminal y acuerde la continuación del procedimiento.
 
Además se pide el expediente 4540/2004 del Juzgado de Instrucción Nº 35 de Madrid, de cuya documentación la fiscalía dice “que se desprende que la incineración de RSU [Residuos Sólidos Urbanos] no reutilizables ni reciclables, es ciertamente una actividad contaminante” y dice también la fiscalía que el archivo que solicitó era “sin perjuicio de las acciones civiles que para resarcimiento de daños y perjuicios derivados de responsabilidad extracontractual puedan asistir a los denunciantes respecto a los daños y perjuicios a su salud que objetivamente estén resultando del continuado funcionamiento de la actividad de tratamiento integral de residuos que se hace en la planta de Valdemingómez”.
 
Rivas Vaciamadrid, a 8 de febrero de 2017
 
Javier Navascués
Portavoz de las firmantes de la denuncia 
 
 

viernes, enero 27, 2017

ENTREGA DE FIRMAS POR EL CIERRE DE LA INCINERADORA DE VALDEMINGÓMEZ







El 20 de enero de 2017, se entregó, a la concejala del Ayuntamiento de Madrid Inés Sabanés, de las 4516 firmas recogidas en la campaña dirigida a Dña Manuela Carmena y Dña Cristina Cifuentes: POR TU SALUD PIDE EL CIERRE DE LA INCINERADORA DE VALDEMINGÓMEZ.


En la entrevista han participado tres representantes de las firmantes: Paloma Fernández por parte de las afectadas por la Incineradora; Agustín Moran del CAES (asociación defensora de los Derechos Humanos en la Cañada) y Javier Navascués de Rivas Aire Limpio. Estos han trasmitido la necesidad de que el Ayuntamiento, gobernado por Ahora Madrid, haga un plan de residuos con el objetivo de conseguir el cierre de la incineradora antes del 2020, año en que vence el contrato actual de la Incineradora. Los representantes se han reafirmado en los riesgos para la salud que representa la incineradora para todas las poblaciones próximas: La Cañada, Villa de Vallecas, Vicalvaro, Perales del Rio (Getafe), trabajadoras de Valdemingómez y Rivas Vaciamadrid. Frente a los múltiples informes científicos que afirman los riesgos para la salud que tienen estas instalaciones, no se puede presentar la opinión de los responsables de la instalación como argumento a favor, sobre todo después de que las autoridades ambientales responsables del control de la incineradora, le concedan las autorizaciones sin hacer los preceptivos estudios de impacto ambiental, como han denunciado 36 personas afectadas de Rivas Vaciamadrid.


La Concejala de Ahora Madrid ha respondido que acaban de contratar la redacción de un plan estratégico de reducción de residuos para la ciudad de Madrid. Que estará redactado en el plazo de seis meses. Que en función de sus conclusiones y alternativas se decidirá el futuro de la Incineradora y de Valdemingómez. A preguntas de los representantes de los firmantes ha informado que tras la redacción del plan se abrirá proceso participativo en el que se podrá defender las diferentes visiones sobre la alternativas a llevar adelante. Por último en relación con los problemas de salud ella si que se comprometió a impulsar la realización de un estudio epidemiológico, en el que seguramente deberían intervenir otras administraciones como las sanitarias dependientes de la Comunidad de Madrid.


A continuación se pasó por registro el mismo escrito de las firmas dirigido a la Presidenta de la Comunidad de Madrid Dña. Cristina Cifuentes


Nota redactada por

Javier Navascués

Portavoz de Rivas Aire Limpio y de las firmantes de la denuncia contra la incineradora.


También os hago llegar el audio de la entrevista que nos hicieron el sabado 28-01-17 a Paco y a mi en Radio Vallekas. Está entre el minuto 9:40 y el 36:40. El sonido no está muy allá, pues mi voz fallaba, pero espero que os guste. http://radiovallekas.org/spip/spip.php?article4546 . Javier

Textos completos entregados:



POR NUESTRA SALUD CIERREN LA INCINERADORA DE VALDEMINGÓMEZ

Dña Manuela Carmena y Dña Cristina Cifuentes .

Teniendo en cuenta que la incineradora y el complejo de Valdemingómez dependen del Municipio de Madrid; la Salud y el Medioambiente son competencia de la Comunidad de Madrid, les solicitamos que procedan a la mayor brevedad a paralizar el funcionamiento de la Incineradora.

Solicitud que se justifica por las graves irregularidades que denuncian las personas afectadas por la incineradora, citadas en esta petición de Change.org.

Además solicitamos que procedan con urgencia a poner en marcha una estrategia de Residuos Cero, que permita el cierre definitivo de la incineradora y la eliminación de los vertidos que actualmente se realizan en el complejo de Valdemingómez.

Atentamente les saludan:

Los firmantes

https://www.change.org/p/manuela-carmena-cristina-cifuentes-por-tu-salud-pide-el-cierre-de-la-incineradora-de-valdeming%C3%B3mez








Texto completo de la petición de firmas:



Familiares de personas fallecidas en Rivas culpan a la incineradora de Valdemingómez de las enfermedades que costaron la vida a sus familiares. Los afectados, denuncian al entonces responsable medioambiental de la Comunidad de Madrid.

Treinta y seis personas, familiares de fallecidas o que padecen graves enfermedades que pudieran relacionarse con la incineradora de Valdemingómez, han presentado una denuncia penal en los juzgados de Plaza de Castilla contra el exdirector general de la Comunidad de Madrid, que en el año 2008 emitió la Autorización Ambiental a esa incineradora sin Estudio de Impacto Ambiental, previo.

Entre las personas afectadas hay 15 fallecidas, 9 afectadas con cáncer de pulmón, 5 de próstata, 4 de mama y el resto con diversos tipos de cáncer y dolencias graves.

La mayoría de afectados tuvieron su domicilio o empleo en Rivas Vaciamadrid; a distancias entre 4,80 y 5,56 Km de la incineradora y han sufrido las emisiones de la incineradora, durante más de doce años, antes de ser diagnosticados de su enfermedad.

Numerosos estudios, como el informe de investigadores del Instituto de epidemiología Carlos III[1], “respaldan la hipótesis de un incremento significativo del riesgo de muerte por cáncer en las localidades próximas a incineradoras”. Por ello consideran que las enfermedades, de ellas mismas o de sus familiares, pudieran ser consecuencia de las emisiones tóxicas de la incineradora y el complejo de Valdemingómez.

La empresa propietaria de la incineradora, Tirmadrid S.A. tuvo que solicitar una Autorización Ambiental Integrada (AAI) y la obtuvo en el año 2008, pero sin realizar un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) previo, como obliga la ley, y sin que la Administración medioambiental de la Comunidad de Madrid se lo requiriera.

De esta forma, no se han estudiado los efectos sobre el medioambiente y las poblaciones humanas próximas, que el funcionamiento de la planta durante sus primeros 15 años de existencia pudieran haber provocado.

Por ello los denunciantes consideran que el funcionario público que dicta la resolución, sin el Estudio de Impacto Ambiental, resuelve de manera “arbitraria e injusta”, al conceder la Autorización, sin prestar “atención a los efectos que sobre la salud de las personas y el medio ambiente tiene la concesión de la Autorización Ambiental Integrada”.

Con esta denuncia los afectados pretenden poner en evidencia que la Incineradora funciona con graves irregularidades y que la autorización de la que dispone no le permite seguir funcionando. Además los afectados están convencidos de que la incineradora es un grave problema para la salud, que debería ser definitivamente cerrada y sustituida por otras formas de tratamiento de residuos que no pongan en riesgo la salud de las personas.

No quieren que se vean afectadas mas personas, al igual que ellos, con graves enfermedades. Por su proximidad a la Incineradora pueden verse afectadas los habitantes de los siguientes barrios y poblaciones: Rivas Vaciamadrid; Cañada Real Galiana; Ensanche de Vallecas, Villa de Vallecas, Vicálvaro de Madrid; Perales del Rio de Getafe y los trabajadores del complejo de Valdemingómez.

INCINERADORAS = CANCER

Firma para pedir el cierre de la incineradora Es necesario sustituir los actuales métodos de vertedero e incineración por una estrategia de Residuos Cero.

Residuos Cero significa diseñar y gestionar productos y procesos para reducir el volumen y la toxicidad de los residuos, conservar y recuperar todos los recursos, y no quemarlos o enterrarlos. Grandes poblaciones como San Francisco (EE.UU) y Milán (Italia) lo han conseguido.

¿Por que no Madrid?